Takayama – Tokyo

Los pasos de los huéspedes que ya se ponen en marcha de buena mañana retumban en los pasillos de madera, tengo el cuerpo molido y me cuesta mucho esfuerzo levantarme del futón, me lo tomo con calma y desayuno un par de plátanos que tengo en la mochila, me quedan 300 yen en metálico, para comprar un café y poco más. Salgo a la calle, hace un día precioso, la temperatura ligeramente por debajo de los 20 grados, ideal para pasear, paso las siguientes dos horas deambulando por el casco histórico: antiguos edificios de madera, casas privadas y tiendas de sake, todos de madera oscura, emanan historia.

Incluso hay un cine antiguo, con las carteleras pintadas a mano, como antaño en la Gran Vía, y al igual que antiguamente en la Gran Vía se puede encontrar el retrato de nuestro artista más internacional: Jose Luis López Vázquez

16052010339.jpg

Sigue leyendo